Descubriendo la geometría a partir de nuestro cuerpo

  • Categoría de la entrada:Geometría
Descubriendo la geometría a partir de nuestro cuerpo

Es frecuente encontrar prácticas en el aula en las que el lápiz y el papel continúan siendo el punto de partida para descubrir dimensiones, figuras, ángulos, vértices y otros patrones, en pocas palabras, para entender la geometría. Pero la verdad es que, para enseñar y aprender geometría, ese tema tan abstracto, difícil y poco interesante para algunos, es necesario explorar, observar, comparar, manipular, en fin, crear experiencias que nos permitan a todos disfrutar mientras aprendemos o enseñamos.

En el campo de las Matemáticas, la Geometría (entendida como el estudio del espacio y todo lo que hay en él ‒objetos, personas, lugares, animales‒, y las relaciones y patrones que se establecen entre ellos) ofrece el soporte para la construcción del razonamiento lógico-matemático y el pensamiento espacial. Además, con ella es posible fomentar ideas intuitivas a través de acciones cotidianas, como saltar, correr, caminar; es decir, situaciones que involucren el cuerpo como mediador didáctico.

Una manera de abordar la Geometría desde los primeros años en el salón de clase, es mediante el movimiento del cuerpo y las acciones que se puedan realizar con diversos objetos. De hecho, el cuerpo tiene formas geométricas y las estructuras corporales obedecen a patrones geométricos.

Teniendo esto en mente, y con el fin de enseñar la Geometría de una manera didáctica y divertida, el matemático húngaro Zoltang Dienes creó, en 1978, el método Geometría Activa, una peculiar forma de aprender, que explora los movimientos corporales y sus características. Este método también incluye actividades exploratorias con objetos reales y del entorno, similares a los sólidos geométricos: cajas, rollos de papel higiénico, pelotas, dados, entre otros.

Descubriendo la geometría a partir de nuestro cuerpo

5 nociones fundamentales de la Geometría

Para iniciar un trabajo escolar con la Geometría, en el que se incluye el cuerpo, se consideran 5 nociones fundamentales: punto, línea, superficie, espacio y frontera.

A continuación, te ofrezco una secuencia didáctica que modela una situación de aprendizaje corporal.

Nombre: “Mi cuerpo es un punto”

Objetivo: Recrear la noción de línea como una sucesión de puntos.

Dirigida a: Niños y niñas de Transición y Primaria.

Nociones que se involucran: Punto, línea, figuras planas cerradas.

Materiales: Cuerpo humano, instrumento musical (tambor o campana), lana o cuerda.

Descripción de la actividad: Consiste en considerar el cuerpo humano como un punto. Al escuchar el sonido del instrumento, desplazarse hasta un lugar previamente señalado en el piso, destacando con un cordón la huella del recorrido, con el objetivo de formar líneas y figuras geométricas cerradas.

Actividad 1: Formemos líneas

Consigna:

Observa los puntos que se encuentran en el piso y ubícate en el que escojas. Luego marca tu llegada con un golpe de pie acompañado del sonido del instrumento. Después escoge otro punto y desplázate hasta él en línea recta. Al llegar al punto seleccionado, marca de nuevo tu llegada con un golpe de pie y el sonido del instrumento. Repite tu recorrido seleccionando otro punto. Cuando llegues, marca con un golpe de pie y el sonido del instrumento.

Preguntas:

  1. ¿Cómo hiciste el recorrido?
  2. ¿Qué se formó al unir dos puntos con la cuerda?
  3. ¿Sabes qué nombre tiene el movimiento que hiciste?
  4. ¿Cuántas líneas hiciste?
  5. ¿Cuántos pasos diste?
  6. ¿A qué se te parece ese recorrido?

Opcional: Dibuja con una tiza en el piso tu recorrido.

Observa el video a continuación:



Actividad 2: Dejando huella

Consigna:

Elige un punto cualquiera para iniciar. Usa el rollo de lana, marca la partida con un golpe de pie y asegúrala en su extremo con cinta. Al escuchar el sonido del instrumento, avanza dejando la huella de tu recorrido con la cuerda hasta otro punto. Marca de nuevo tu llegada con un golpe de pie y el sonido del instrumento, para que continúes avanzando a otro punto, dejando la huella con la cuerda hasta llegar al punto donde iniciaste el recorrido. Observa qué figura se formó.

Preguntas:

  1. ¿Cómo hiciste el recorrido?
  2. ¿Cuántas líneas hiciste?
  3. ¿Cuántos pasos diste?
  4. ¿Hiciste algún cambio de dirección en el recorrido?
  5. ¿Qué figura formaste con esas líneas?
  6. ¿Cómo lo sabes?
  7. ¿Se cerró la figura?
  8. ¿En qué momento cambiaste de dirección?

Observa el video a continuación:

Estas actividades nos ayudan a descubrir que el cuerpo es una herramienta para acercarnos al mundo de las formas y las figuras, así como a crear escenarios significativos para explorar y reflexionar.

Sí, sé que las nociones geométricas son todo un desafío, pero este se puede lograr de forma divertida mediante nuestras propias vivencias. Por eso, invita a tus estudiantes a crear con los movimientos de su cuerpo diferentes tipos de líneas y patrones geométricos, como rectas, diagonales, horizontales, verticales, paralelas, líneas que se cruzan, cuadrados, círculos, triángulos…

¡Ya verás cómo se divierten ellos y tú también!

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Gloria Patricia Gómez

    Super se integran se une el pensamiento espacial con la geometría, un muy buen comienzo para la construcción de nociones geométricas.

    1. Profe Vicky

      Me encanta que consideres esta propuesta como una iniciativa practica y útil para todos los maestros y maestras.

  2. Anónimo

    Buenísima idea profe👌👌💝💝

    1. Profe Vicky

      Muchas gracias por tus comentarios, me motiva a continuar creando y proponiendo nuevas estrategias.

  3. Elvira

    Muy interesante profe, gracias por compartir su conocimiento.

    1. Profe Vicky

      Muchas gracias a ti por tus comentarios, me motiva a continuar desarrollando nuevas iniciativas.

Deja una respuesta