Número 1. PREVIENE ENFERMEDADES.

El componente activo del jengibre que es el Gingerol, el cual es el responsable de la mayoría de sus propiedades medicinales, nos ayuda en la lucha contra las infecciones, y prevenir el crecimiento de muchos tipos de bacterias, como la LICOBACTER PYLORI; que es la causante de las úlceras estomacales.

Número 2. FAVORECE LA PéRDIDA DE PESO.

Es una excelente planta, que actúa acelerando el metabolismo. Pero esto que quiere decir; que estimula el proceso para quemar grasas. Su consumo hace que se eleve la temperatura corporal ,produciendose más sudor y así favorecemos la pérdida de peso.

Número 3. FACILITA LA DIGESTIÓN.

Esta planta, nos ayuda a tratar los problemas de acidez en nuestro cuerpo, o los gases intestinales que a veces tenemos; ya que tiene la capacidad de activar los movimientos intestinales; promoviendo de esta forma, una mejor digestión y previniendo el estreñimiento.


Número 4. Evita y nos fortalece contra la gripe.

El jengibre por sus cualidades antibióticas y expectorantes, nos ayuda a fortalecer el sistema inmune. Por ello, al ser rico en nutrientes como por ejemplo: en potasio, en niacina, en fósforo y vitamina C., Es ideal para prevenir y tratar gripes o resfriados, y combatir los virus y bacterias que pueden invadir nuestro cuerpo, afectando directamente nuestra salud.


Número 5. MEJORA EL RIEGO SANGUÍNEO.

Su consumo habitual, además de proveer energía, activa la circulación de la sangre por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, ayudando a mejorar la elasticidad de las arterias, venas, y favoreciendo la prevención de enfermedades cardiovasculares.


Número 6. ALIVIA LOS DOLORES en las árticulaciones.

Por sus importantes propiedades antiinflamatorias, el jengibre alivia los dolores de las articulaciones y su inflamación. Asimismo, se perfila como un potente analgésico que incíde en la reducción del dolor de la artritis y sus variantes, como la artrosis.